Papa Marketing

Hoy en día, todas las empresas buscan con el marketing obtener ese punto de diferenciación que les haga ser distinto de su competencia. Si en este contexto tan saturado consiguen aparecer ante la audiencia como algo distinto, obtendrán lo que desean: una audiencia pendiente de sus movimientos, de sus ofertas y sus productos.

Y si el éxito del marketing empresarial es crear una personalidad diferente, bien definida y atractiva de una marca, el papa Francisco es una marca de éxito en potencia. Producto espiritual, eso sí.

Lo cierto es que, aposta o no, el Papa o sus asesores han logrado crear en torno a su figura todo un mito que levanta la curiosidad de los seguidores católicos y del resto del mundo. Hace días, acompañado por periodistas en su vuelta al Vaticano tras la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud, el Papa Francisco resolvía una cuestión que se había convertido en incógnita mundial: el contenido de la maleta negra que portaba al subir al avión destino Río.

papa-subiendo-al-avion-600x300

El papa llevando su propia maleta se convertía en trending topic en cuestión de minutos y todo el mundo se preguntaba por el contenido. Y, de nuevo, el cabeza de la Iglesia volvía a sorprender, al afirmar entre risas: “No está la llave de la bomba atómica. Lo llevo siempre cuando viajo. Dentro está la afeitadora, el breviario, la agenda y un libro para leer, en este caso es uno sobre Santa Teresita, de la que soy devoto”. Sencillez de párroco.

Con su sencillez y su compromiso por reformar una Curia que muestra sus inestables cimientos, Francisco I se ha ganado el afecto de miles de personas que ya ven al Papa como símbolo de transformación de la Iglesia. Y parece ser que está consiguiendo lo que parecía más difícil: que los jóvenes sigan atentos el discurso de la Iglesia. 2 millones de ellos llenaron las playas de Copacabana, pero son muchos más los que siguen sus movimientos por la red social de moda: Twitter.

pppapatuit20072013

Su antecesor, Benedicto XVI, se estrenaba en la red de microblogging con el propósito de estar cerca de los más jóvenes, pero Francisco I pretende ir más allá: durante la JMJ, en un tono papal poco usual, animó a los jóvenes a “arriesgar todo” por los grandes ideales, pero no queda aquí la cosa: a mediados de mes, la Sagrada Penitenciaría Apostólica publicaba un hecho insólito: las indulgencias por los pecados llegan a Twitter.

Y mientras, sus seguidores subiendo como la espuma en las nueve cuentas de Twitter que posee. @pontificex no entiende de barreras idiomáticas, tecnológicas ni de coches blindados.

//

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s