Las claves de mercadeo de Apple: el decálogo de un éxito incuestionable

Ni el secreto del éxito de Coca-Cola es su custodiada fórmula ni el de Apple el dispositivo tecnológico en sí mismo. A esta conclusión ha llegado un reciente artículo publicado por el portal web Puro Marketing en el que se desvela la clave principal del gigante de la manzana: el centro de su mundo no es el producto, es el cliente, y no es que éste compre, es que experimente y disfrute. ¿Lo mejor del artículo? Desmenuza paso a paso las claves de mercadeo que toda empresa debe seguir para triunfar. Fichar este decálogo, ajustable a la realidad y a las condiciones de la empresa, resulta de esta manera indispensable:

 1. Concentrarse en los clientes

No hay mayor razón de ser de una empresa que los clientes, pues de ellos dependen las ventas y  la reputación  de la empresa, por lo que si es necesario cambiar por ellos no hay otra opción: el cliente manda y tenerlo contento no es responsabilidad de un solo departamento, sino de la empresa en su conjunto.

2. Cultivar muchos momentos “Guau!”

En un mercado en el que cada vez hay más competencia y por ende resulta más difícil diferenciarse, emocionar al cliente debe ser uno de los principios primordiales de toda empresa. Steve Jobs trabajó muy duro para que su marca se convirtiese en una love mark y la gente sienta amor por su marca. El secreto pasa entonces por mimar al cliente, envolverlo en emociones y sensaciones y hacerlo sentir único.

3. El cliente quiere soluciones

Meta primordial de la empresa debe ser enfocar su producto y servicio a facilitar la vida de su cliente. En otras palabras: dárselo mascado y no hacerle perder el tiempo, y Apple es maestro en ello: su foco no es la tecnología, es lo que ella representa en la vida cotidiana de las personas, su meta no es crear la tecnología más compleja y avanzada, sino adaptarla para la gente sencilla.

4. La experiencia es lo que marca

Ya puede una empresa tener el mejor y más novedoso producto del mundo, que si el trato al cliente y el servicio posterior no es el adecuado, generará resentimiento por parte del consumidor. La clave está en no tratar al producto como un objeto: es un todo experiencial antes, durante y después de la compra.

5. Vivir la Misión de la empresa en el día a día

La Misión de una empresa no es un simple eslogan o una frase bonita con la que rellenar el dossier corporativo de una empresa, sino que hay que llevarla a la gestión diaria de la marca. Por ejemplo la Misión de Apple con respecto a su Mac, “diseñamos el mejor ordenador del mundo” guía el día a día de la empresa, y que éste compromiso sea una realidad le ha convertido en una de las marcas más rentables del mundo.

6. Ser auténtico

Si la empresa consigue realmente impregnar a toda su plantilla de la importancia de cumplir con la Misión, la empresa será auténtica y sin duda estará en la mente del consumidor como sincera y honesta. Se convertirá así en favorita del cliente y todo ello sin la necesidad de criticar al competidor ni imitarlo, sino por méritos propios. Esta es la clave de Apple: ser líder en diseño y autenticidad y en tener un trato honesto con el cliente.

Apple1

7. Ser un especialista

El citado estudio utiliza el término “evangelización” para hacer referencia a la continua incidencia de Apple por innovar y conocer muy a fondo el mercado en el que opera, convirtiéndose de este modo en una biblia tecnológica para su cliente. Ser un experto en el negocio en el que se trabaja y estar continuamente superándose se convierte pues en acción cotidiana imprescindible.

8. Aprender de los competidores

No se trata de realizar una burda copia, sino de captar sus fortalezas e intentar mejorarlas para ofrecerle al cliente lo mejor que se pueda encontrar en el mercado. Aprender de la competencia es básico y permite conocer el funcionamiento del sector al que se pertenece: que el orgullo de tener un buen producto no nuble la vista de que es posible mejorarlo.

9. El empaque debe ser único

El empaque de un producto o servicio no debe subestimarse, sino justo lo contrario: es un canal insustituible y primordial de comunicación directa con el cliente, y si es único y original, dejará huella en el consumidor, convirtiéndose en la antesala de la calidad del producto que el cliente va a disfrutar. Es por ello que Apple no escatima empeño en que su diseño y sus detalles sean únicos y valorados.

10. La meta esencial es diferenciarse

Toda clave de mercadeo eficaz pasa por la estrategia de diferenciación. Desde la constitución de una empresa, éste debe ser el rumbo que se busque. Así, Apple ya desde sus inicios buscó la diferenciación a través de su nombre, radicalmente distinto a las marcas que operan en su sector, pero no se quedó ahí: día a día trabaja porque su comunicación, su publicidad, sus tiendas, sus productos e incluso el uniforme de sus empleados sean únicos y destaquen frente al resto. El triunfo pasa así por diferenciarse nítidamente de los competidores, destacar entre la multitud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s