Marketing e idiomas, asignaturas pendientes de los profesionales de la cultura

La Fundación Contemporánea ha presentado la segunda parte de los resultados de  la consulta semestral de su Observatorio de la Cultura correspondiente  al primer semestre de 2012, respondida por 141 profesionales de la cultura entre los  meses de mayo y junio de 2012. El cuestionario que se les remitió  estaba dividido en dos secciones: La Sociedad  Civil y la Cultura, donde se pulsaron las expectativas del sector cultural  ante la anunciada nueva ley de mecenazgo y otras iniciativas para  fomentar la financiación privada de la cultura (ver resultados); y La formación de los profesionales del sector cultural, referida a la preparación de los profesionales del sector, sus necesidades de formación y motivación.

Nivel de formación

Los  profesionales de nuestras organizaciones culturales tienen, según los  panelistas, un alto nivel de preparación en conocimientos de su ámbito  cultural o artístico (86,7% -bueno o muy bueno-) y en gestión de  actividades culturales (83,3% -bueno o muy bueno-). Sin embargo, el nivel  es más bien mejorable en otros tres aspectos: gestión de ingresos  (69,3% -medio-), marketing y comunicación  cultural (56,0% -mejorable o muy mejorable-) e idiomas (55,2% -mejorable y muy mejorable-).

Respecto  a las materias específicas en que sus equipos necesitarían una mayor  formación, las más mencionadas por los panelistas han sido, por este  orden:

  • Gestión de ingresos. Negociación de acuerdos de patrocinio y mecenazgo
  • Marketing y comunicación cultural. Gestión de públicos
  • Idiomas
  • Gestión administrativa. Contratos, subvenciones, fondos europeosGestión de proyectos culturales. Planificación, dirección de equipos
  • Internet, redes sociales y nuevas tecnologías
  • Relaciones internacionales. Creación de redes, coproducciones

Planes de formación

La  mayoría de las instituciones y organizaciones ofrecen a sus  profesionales alguna actividad formativa, aunque no de forma suficiente  ni planificada:

  • Un 44,3% que se asiste a algunos  cursos de especialización, pero no están planificados.
  • Un 21,3% afirma que sí hay un plan formal y continuo de  formación para todo el equipo.
  • Un 19,7% que no hay un plan formal, pero  se planifica la formación adecuada.
  • Un 14,8% afirma  que no hay apenas formación.

Entre los formatos  considerados más adecuados para completar la formación de sus  profesionales, priman los de orientación más práctica, como talleres e  intercambios. Los más destacados son talleres y seminarios de corta  duración, trabajos en prácticas e intercambios, cursos de  especialización, compatibles con el horario de trabajo y máster y cursos  extensivos, con dedicación completa.

Apoyo a iniciativas de formación

Las  instituciones ofrecen en general algunas ayudas y facilidades a sus  profesionales para actividades formativas de su propia iniciativa, tanto  económicas como de disponibilidad de tiempo:

  • Un 58,4% ofrece  flexibilidad de horario para asistir a programas de formación.
  • Un 24,0%  ofrece ayuda económica y suele cubrir los costes de forma parcial.
  • Un  20,0% cubre los costes en su totalidad.
  • Un 14,4% facilita periodos de  excedencia para formación.
  • Un 6,4% afirma no dar ningún tipo de ayuda o  facilidad para la formación.

Fuente: hoyesarte.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s