3 ideas para llegar a ser un líder, tenga la edad que tenga

Ser un joven emprendedorno es nada fácil. Y no sólo porque para empezar hay que dar seguridad a los inversores y convencer a todo tipo de empresas y profesionales de la viabilidad del proyecto, sino porque hay que demostrar al mundo una capacidad de liderazgo que, en la mayoría de los casos, se cree inexistente en una persona de 25 años.

Se suele ver a un joven emprendedor, o a una persona joven en un cargo de responsabilidad, como alguien sin experiencia. Pero ha llegado el momento de convencer al mundo de que el trabajo duro, el conocimiento y la confianza en uno mismo, si se logran resultados, es garantía de un buen líder. Así lo explica Jess Loren, cofundadora de Kambio Group, en Fast Company:

1. Encuentra tu sitio en tu compañía Sea tu propia compañía o no, es básico que uno mismo se encuentre como líder en ella. Un líder joven necesita encontrar el equilibrio en la interacción con sus compañeros, que no suele ser fácil ya sean mayores o tengan la misma edad. Recuerda que tienes tus propias cualidades que aportas al equipo y que, aunque hay mucha gente que espera que su experiencia o conocimientos salten a la vista para sus compañeros de trabajo, no suele ser así. Una persona joven con un cargo de responsabilidad en una empresa será juzgada, por lo que tendrá que demostrar más a menudo qué puede aportar y qué ha logrado para merecer el respeto de los que le rodean.

Además, un joven líder tendrá que ser capaz de estar abierto a realizar cambios basándose en lo que funciona y en lo que no. “Escuchar lo que tus compañeros y clientes tienen que decir y, si es necesario, implementar un cambio es una de las mejores cosas que puedes hacer para ganar autoridad y respeto”, explicó el fundador y CEO de Coalition Technologies Joel Gross. Eso sí, como recuerda Evan Bailyn, actualmente director de First Page Sage, “no importa la edad que tengas. Si proyectas confianza, profesionalidad y firmeza a la hora de hacer el trabajo, los empleados te ven como el ‘jefe’. Si pareces inseguro sobre lo que pensarán de ti, lo notarán al instante.

2. Encuentra tu sitio en tu comunidad Una vez te hayas dado a conocer en la empresa, ve un paso más allá. Trabaja para conseguir experiencia fuera de la oficina, a través de todas las sesiones de networking y ponencias a las que tengas la oportunidad de asistir. Las presentaciones o clases son una experiencia perfecta para ensayar y afrontar mejor las situaciones con clientes y compañeros de trabajo. “Cuanto más salgas y te vean, más nombre y reconocimiento conseguiras. La edad deja de ser un problema cuando has conseguido esa increíblemente importante validación exterior”, aseguró el CEO de HERO|farm Reid Stone.

3. Aprovecha tus experiencias anteriores El liderazgo no es algo que sólo se desarrolle en el mundo laboral. El colegio y la universidad son entornos en los que se pueden desarrollar también estas capacidades. Una vez estés en una posición de responsabilidad en el entorno laboral, simplemente tienes que trasladar lo que has aprendido en otros campos. Clases de debate, trabajos en grupo, o incluso talleres de teatro sirven para empezar a desarrollar técnicas para hablar en público y tratar con personas diferentes.

De hecho, muchos líderes desarrollaron muchas de sus capacidades siendo adolescentes o veinteañeros, aprendiendo asertividad y responsabilidad en clases de primeros auxilios o fraternidad y dinámica de grupo en el equipo de fútbol del colegio.

Fuente: marketingdirecto.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s