El community manager es Superman pero no salvará la empresa

Community manager es una de las palabras más escuchadas en los últimos años en el mundo Social Media y una de las posiciones más buscadas por empresas y firmas de selección pero, sinceramente, la definición de lo que es un community manager y sus funciones no están claras ni para quien se quiere formar en la materia ni para el que tiene que contratarle.

Teóricamente, el community manager es el que maneja o dirige una comunidad, el que crea lazos entre la marca y la comunidad, pero a partir de ahí “ancha es Castilla”, como dice la expresión popular.

El informe The 2012 Community Manager, realizado por Social Fresh en EEUU, refleja que esos perfiles, en un 65% mujeres y con una media de edad de 30 años, emplean gran parte de su tiempo creando contenido para la comunidad y estableciendo lazos en Facebook. Dos tercios son contratados directamente por organizaciones mientras que el resto trabajan para agencias.

Pero lo realmente difícil a la hora de buscar a estos profesionales es definir acertadamente sus conocimientos y sus objetivos. Hace unos meses rastreé las páginas webs de las principales firmas españolas de selección y algunas grandes empresas con motivo de una conferencia. Para mi sorpresa, entre los más de 30 puestos analizados de community manager había poco en común. Muchos pedían un community manager cuando querían un responsable de márketing online o un profesional de comercio electrónico.

La primera gran discordia eran los estudios: igual daba licenciado, ingeniero, diplomado o avispado procedente de Periodismo, Publicidad, Informática, Marketing, Matemáticas, Humanidades, Psicología o Bachillerato elemental. Por supuesto, se le sobreentendían los idiomas y los conocimientos más variopintos: SEO, SEM, comunicación, analítica web, diseño y programación.

Aunque muchos pedían 2 o 3 años de experiencia había quien se atrevía a pedir 10 y supongo que aún seguirá buscando. Tener experiencia en campañas online y en comunicación de crisis era un plus para conseguir uno de los puestos como community manager, cuyo salario oscilaba entre los 12.000 y los 80.000 euros brutos anuales.

Observando el caos existente, se me antoja que muchas organizaciones han empezado la casa por el tejado y el problema de fondo es la falta de estrategia en materia de Social Media. Unos han decidido contratar a una agencia externa para que les haga el trabajo y otros se han lanzado a la búsqueda de un community manager que monitorice las redes y expanda la marca, pero en ambos casos sin unos objetivos claros de negocio. En la empresa, este profesional suele depender de Comunicación, Marketing o Tecnología y es el Superman de la marca en la red. A veces anda como alma en pena luchando en solitario no se sabe si con o contra la comunidad online, que le sobrepasa por todos lados.

Quizá ha llegado el momento de pararse, dar un paso atrás y sentar la estrategia digital de la organización. Superman no salvará la empresa en la red corriendo alocadamente para tener millones de seguidores en Twitter, Facebook o Youtube, porque luego no sabe qué hacer con ellos. Si el problema te suena familiar, es posible que el trabajo sobre la composición del equipo de Social Media realizado por Alimeter Group, una de las consultoras más prestigiosas sobre la materia en EEUU, te dé alguna pista para pensar en la construcción del equipo. Este informe puede ayudar también a las firmas de selección a saber realmente lo que tienen que buscar para sus clientes.

Fuente: expansion.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s