Marketing digital, una máquina perfectamente engrasada

A estas alturas las palabras Marketing Digital no son desconocidas para nadie. Todos, profesionales y usuarios iniciados, conocemos los múltiples beneficios que puede aportar a nuestra empresa este tipo de marketing, que, por otro lado, se complementa a la perfección con el marketing offline o tradicional.

Para sacarle todo el jugo al marketing digital, es preciso que establezcamos una buena estrategia a seguir, una estrategia que nos permita contemplar y satisfacer todas las necesidades que podamos tener tanto nosotros como profesionales, como nuestros clientes.

Pero, esto del marketing digital no es cosa fácil. Requiere mucho trabajo y conocer muy bien el medio y las herramientas que tenemos a nuestra disposición.

Dentro del marketing digital podemos encontrar muchas áreas, por lo que lo mejor es que sea un experto en la materia el que nos gestione cada una de ellas, no debemos caer en el error de pensar que podemos contratar a una sola persona que se encargue de todo porque así nos saldrá más barato (ojo, hay profesionales que tocan todos los palos), sino que lo óptimo es gestionar cada área con un profesional especializado en cada una, aunque esto puede resultar más caro. No obstante, cada empresa tiene unas necesidades y unos objetivos, y, las acciones de marketing digital que unas pueden demandar, no son necesarias para otras.

Un campo dentro del marketing digital cada vez más utilizado es el SEO y el SEM, el área quizás más técnica, en el que los profesionales nos ayudan a posicionar nuestra web o blog en los motores de búsqueda, para lo que tratan de optimizar al máximo nuestro sitio de acuerdo a los requisitos, fundamentalmente, de Google. Dentro de este campo también se contempla la derivación de tráfico a nuestra página web desde los anuncios publicitarios, para lo que podemos usar los distintos formatos de anuncios que nos ofrece la publicidad de Google en sus distintas modalidades.

Pero, para conseguir un buen posicionamiento en los buscadores es necesario tener contenido de calidad que compartir, y aquí es donde entran en funcionamiento el engranaje del marketing de contenidos. No sólo tenemos que generar un buen contenido, sino, hacer que sea fácil de compartir en los medios sociales y establecer los canales para esa difusión.

En esta misma línea, otra pieza de la máquina son las Redes Sociales, el medio que vamos a utilizar para darnos a conocer y para difundir el contenido que hayamos creado anteriormente, aunque también contenidos de otros usuarios. Es muy importante elegir muy bien qué canales vamos a utilizar, puesto que esas serán las vías por las que los usuarios nos van a contactar y van a interactuar con nosotros. Así pues, necesitamos que no haya dificultades de ningún tipo para establecer una buena comunicación con nuestra audiencia a través de estos canales.

Una pieza muy poderosa para crear engagement de nuestra máquina es el email marketing, al que muchísimas personas dan por muerto, aunque en realidad sigue muy vivo. El email nos permite llegar a una gran masa de usuarios ávidos de nuestras novedades y actualizaciones, y podemos utilizarlo para fidelizar a nuestros clientes ofreciéndoles algo interesante para ellos, como promociones especiales o contenido exclusivo por el simple hecho de estar suscritos a la newsletter. Una base de datos con los emails de los clientes puede ser muy útil para dar a conocer futuros lanzamientos de nuestra marca.

Algo que es positivo, no sólo del email marketing, sino del marketing digital en general,  es que es posible conocer el ROI de las acciones que emprendemos mediante las herramientas que se nos ponen a nuestro alcance. Podemos conocer el ROI de nuestros acciones gracias al feedback de nuestros usuarios, saber lo que funciona para ellos y lo que no, permitiéndonos de esta forma modificar nuestra estrategia en base a los resultados que obtengamos.

Gracias al ROI podemos saber nuestra estrategia está dando los resultados esperados, lo que podemos averiguar con la última pieza, pero no menos importante, de nuestra máquina, el análisis.

Toda acción genera una reacción y esa reacción es la que nosotros tenemos que analizar y medir: los resultados. Para ello existen multitud de herramientas que no vamos a mencionar, pero sí señalar que es necesario para obtener resultados positivos personalizar nuestros informes estableciendo desde un principio las KPIs y los indicadores que necesitamos medir en base a los objetivos marcados.

Son muchas personas las que olvidan u obvian la importancia de las analíticas, y como profesionales, no podemos perder la perspectiva: son importantes las acciones, pero lo es más saber si funcionan o no.

Por tanto, podemos concluir que el marketing digital es una máquina que necesita que todas sus piezas estén a punto y perfectamente engrasadas para que dé el resultado que esperamos, desde el motor principal hasta el último tornillo.

Fuente: puromarketing.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s