Cómo podemos mejorar en el arte de negociar en marketing

Cada día es una negociación constante en el sector del marketing y la publicidad. Ya sea para avanzar en un intercambio, hacer una petición de marketing o persuadir a los demás sobre el éxito que hemos alcanzado mediante una acción determinada, negociar por lo que queremos, y hacerlo de forma efectiva, es una técnica de supervivencia para los negocios hoy en día. Pero quizá la mejor noticia sea que esta habilidad es algo que se puede aprender, eso sí, con el tiempo.

Normalmente, cuando estamos haciendo alguna solicitud, en lo último que pensamos es en los pasos que debemos seguir. Pero los mejores negociadores del mundo participan de forma activa en la idea de mantener una cadencia en sus conversaciones. Idílicamente, haremos nuestra petición de forma progresiva, exponiendo poco a poco y de forma gradual la investigación que hemos realizado para llegar hasta ella. Y, ¿por qué es importante pelar la cebolla lentamente? Pues porque en una negociación el conocimiento es el poder y no necesitamos mostrar todas nuestras cartas de una sola vez.

Hacer buenos razonamientos y dejando lugar para el diálogo quizá nos ayude a mantener el poder en la conversación. Debemos ser capaces de decidir qué queremos revelar y en qué momento y darle a nuestro interlocutor el tiempo suficiente para digerir cada punto. También debemos darnos cuenta de que, normalmente, hay un punto en el que se va a incrementar nuestra vulnerabilidad en una conversación. Pele la cebolla hacia atrás, capa a capa, a medida que intercambie puntos de vista y centrándose únicamente en lo que necesita y en cuándo lo necesita.

Por otro lado está la difícil tarea de negociar en nombre de más personas. En este sentido, uno de los indicadores de la satisfacción de un negociador es el número y el tamaño de las concesiones que haya conseguido de su “oponente”. Haciendo una primera oferta agresiva, y dándole al oponente la oportunidad de extraer concesiones de usted, no sólo nos dará mejores resultados, sino que además incrementará la satisfacción de la otra parte. Para conseguir esto es esencial, claro está, que hayamos determinado qué es lo más importante para nosotros en la negociación teniendo en cuenta también la autoridad que tenemos a la hora de hacer estas concesiones.

 Fuente: marketingdirecto.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s