Cuando seguidores y followers no son suficiente para las empresas y marcas

Transitamos por el ciclo de la influencia y la relevancia, las marcas sienten cada vez más que sus contenidos deben ser elaborados a partir de la información obtenida de la interacción con sus seguidores.

Los clientes se transforman en embajadores y para ello,  las marcas deben ser capaces de generar, una experiencia única, un marketing personalizado y una publicidad en la que el medio (la marca) sea el mensaje.

Del Crowdsourcing y la fidelización

Por otra parte el modelo productivo actual se basa en la unión de conocimientos, experiencias y aprendizajes, dando como resultado la exaltación del Crowdsourcing, a partir del cual se construye verdaderamente, una red fidelizada.

Las redes sociales ofrecen a las marcas el acceso a todo un universo de usuarios de forma gratuita lo que debiera ser suficiente para desarrollar campañas que permitieran la obtención de beneficios, pero no es así.

El consumidor actual está cada vez más preparado y es más exigente, ha descubierto que los contenidos son, no sólo lo que les da las respuestas, sino y principalmente, la información a partir de la cual ellos pueden transformarse en abanderados de sus marcas logrando con ello un beneficio conjunto.

Los “me gusta” y los “tweets” ya no son suficientes.

Las empresas que busquen consolidarse como referentes necesitan el “amor” de sus clientes, necesitan el establecimiento de relaciones a largo plazo de igual forma que necesitan a sus amigos y familiares para una promoción eficiente de sus primeras acciones en el Social Media.

La estrategia ahora se encamina en una sola dimensión: la interacción que se derive de cada “me gusta” y no la acción per-se,  es lo que marca la diferencia entre marcas consolidadas y aquellas sólo, populares.

El gran desafío actual se centra en la transformación de las empresas en fuentes inagotables de contenidos que aporten información, entretención y utilidad, la acción comercial ha dejado de ser atractiva y sobre todo, rentable.

El “amor” de los clientes más allá del “me gusta”, la medida del éxito de las empresas

La medida del éxito de las marcas más consolidadas no radica en cuantos seguidores o followers acumula, la relevancia y la influencia se miden de forma tangible  a partir de la fidelización.

Elevar los niveles de participación se ha transformado en el principal objetivo del marketing y la publicidad,  ya que sólo de ellos las marcas pueden entender globalmente a  sus clientes.

Los usuarios hoy hacen del social media una experiencia de vida, consultan sus finanzas mientras escuchan música e interactúan con sus  marcas preferidas, ello permite a las empresas entender al usuario como un “todo” lo que arroja mayores niveles de información para crear campañas 100% segmentadas y casi, personalizadas.

En el momento actual las marcas más consolidadas son las que capturan el corazón de los clientes donde se desencadena la decisión final de compra.  Es a través del impacto y la emoción que los clientes establecen vínculos a largo plazo, dotando a la marca de influencia, eficiencia y mayor penetración.

Los “me gusta” no son suficientes para establecer el valor agregado que requiere el nuevo consumo hoy las marcas,  lo que necesitan es amor.

Fuente: marketingdirecto.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s